Sistemas de Propulsión en los Buques. Novedades tecnológicas.

En la actualidad existe un creciente interés sobre innovaciones técnicas en los buques para ahorrar combustible y cumplir con las regulaciones de las emisiones a la atmósfera, de gases contaminantes (objeto del Anexo VI de MARPOL) y de efecto invernadero (principalmente CO2).

Los viajes por mar podrían hacerse con un gasto mucho menor de combustibles fósiles, altamente contaminantes, gracias a nuevos sistemas híbridos de propulsión que comienzan a dar excelentes resultados.

Rolls-Royce desarrolló un novedoso sistema Hélice-Timón para aplicarlo en la propulsión de buques, en principio, aplicable a buques de una sola hélice y con una velocidad máxima de 17 nudos.

El sistema mejora la maniobrabilidad y reduce el consumo entre un 3 y un 6 %.

Como muestra la figura, se trata de una combinación de un capacete de hélice en forma de cono truncado y un bulbo en el timón.

Los responsables del diseño calculan que la inversión se recupera en un periodo de entre 1 y 2 años y tienen intención de ofrecer este servicio a buques que desarrollen 21 nudos.

Cosco, la mayor naviera mercante China, ha encargado a la empresa Australiana Solarsailor la construcción de paneles solares para propulsar, por energía eólica y solar, un Petrolero y un Granelero.
Solarsailor trabaja con tecnología Hybrid Marine Power (HMP) que combina energía eléctrica procedente de todas las fuentes (solar, eólica, red eléctrica…) con la obtenida de combustibles fósiles o alternativos.

Aprovecharán el viento para ahorrar entre un 20 y un 40% del costo de combustible con vientos favorables.

El sol para proporcionar un 5% de las necesidades energéticas de cada buque.

Los paneles de aluminio, tienen 30 mts. de altura y son similares a las alas de un avión Jumbo. Funcionan con un ordenador conectado al sistema de navegación del buque y con sensores que los giran automáticamente para captar el viento desde el mejor ángulo para lograr la máxima eficiencia solar y eólica, y, si todo va según lo previsto, el gasto estará amortizado en 4 años.

Uno de los mayores espectáculos de la bahía de Sydney, Australia es la presencia del Solar Sailor, un ferry de aspecto futurista impulsado por velas solares. Esta nave de diseño único, creada por Robert Dane, utiliza la fuerza del viento y la energía solar para reducir las emisiones de gases de invernadero hasta un 50% con respecto a otros buques de porte similar.

Utiliza un innovador sistema de velas flexibles, con su superficie cubierta por paneles solares. La estructura de acero y plástico de sus velas le permite recurrir a la energía solar o a la fuerza del viento -según el clima lo permita-, para alimentar a sus motores eléctricos que le proporcionan una velocidad de hasta veinte nudos.

Las “alas” se mueven automáticamente, ajustándose a la posición del Sol y del viento para obtener una acumulación óptima de energía. En condiciones de vientos extremos, las velas se pliegan por completo contra la superficie del barco. Si el viento y la luz solar no alcanzan para impulsar eléctricamente al Solar Sailor, se recurre, ocasionalmente, a sus potentes motores, que también pueden funcionar con biodiesel como combustible.

Este mismo principio es aplicado a un buque catamarán que cubre la segunda mayor ruta de ferries del mundo, la que une la ciudad estadounidense de San Francisco con la isla de Alcatraz.
Norberto Sánchez
Técnico Constructor Naval
Jefe de Máquinas
About these ads
Esta entrada fue publicada en propulsión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s